TIPOS DE TERAPIA PARA LA ANSIEDAD

https://www.ryapsicologos.net/wp-content/uploads/2023/08/cropped-favicon-ryapsicologos-2023.png

Encuentra alivio emocional con Terapia para Ansiedad

Es normal sentirse nervioso antes de un evento importante como un examen importante. Esta ansiedad puede incluso ayudarnos para concentrarnos y a superar el desafío. Pero ¿qué sucede cuando la ansiedad se vuelve tan intensa que nos paraliza o bloquea el paso y nos estresa demasiado? Esto es lo que se considera ansiedad dañina, la que nos impide sentirnos plenos  y en nuestras actividades cotidianas. Si te sientes constantemente preocupado, nervioso o inquieto, y esto afecta tu trabajo, su sueño o tu capacidad de disfrutar la vida, es importante saber que hay formas de tratar esta ansiedad dañina y encontrar tranquilidad interior que mereces.

En este artículo encontrarás los distintas tipos de terapia para la ansiedad que han demostrado ser eficaces,  ofreciendo una amplia gama de opciones para abordar la ansiedad.

 

 

Índice del contenido de esta página
    opciones-tipos-de-terapia-para-ansiedad-

    Objetivo de la terapia para la ansiedad

    El objetivo principal de todas estas intervenciones terapéuticas es ayudarte a identificar la causa de la ansiedad que sufres, comprender qué cosas la detonan y aprender nuevas formas de enfrentar y responder a estas.  La terapia para la ansiedad puede ser individual, familiar o en grupo (aquí puedes revisar la forma de trabajarlo en R&A Psicólogos). La frecuencia y duración de tus sesiones de terapia dependerán de tus síntomas de ansiedad y del trastorno que presentes.

    ¿Funciona la terapia para la ansiedad?

    La terapia puede ser muy útil para mejorar los síntomas de la ansiedad, siempre y cuando la realice un terapeuta capacitado y se utilicen las técnicas adecuadas para cada personas y sus necesidades específicas. Sin embargo, el grado de mejoría, la velocidad con la que se experimenta esta mejoría y la duración de la alivio de los síntomas difiere de una persona a otra.

    No existe un tipo de terapia para tratar la ansieda que funcione para todos. En algunos casos, puede ser necesario personalizar el tratamiento combinando elementos de diferentes métodos disponibles que han mostrado ser efectivos.

    Al buscar terapia para la ansiedad, ¿cuál es tu mayor prioridad?

    ¿Cuál de estas opciones consideras más adecuada? Vota y conoce qué opinan los demás.

    Al buscar terapia para la ansiedad, ¿cuál es tu mayor prioridad?

    CENTRO R&A PSICÓLOGOS

    Listado de terapias para la ansiedad

    1. Terapia Cognitivo conductual para la ansiedad

    La terapia TCC ayuda a los pacientes a identificar y modificar patrones de pensamiento y comportamiento que contribuyen a la ansiedad. Se trabaja en reconocer pensamientos irracionales y aprender a reemplazarlos con otros más realistas, reduciendo así la respuesta ansiosa. Los estudios muestran que la CBT es altamente efectiva en el tratamiento de trastornos de ansiedad, con beneficios duraderos.

    La Terapia Cognitivo-Conductual (TCC) para la ansiedad se enfoca en identificar e interrumpir los "ciclos negativos" de pensamientos, sentimientos y comportamientos que perpetúan la ansiedad. Estos ciclos suelen comenzar con un pensammiento o percepción negativa, lo que conduce a emociones y reacciones físicas que refierzan y agraban el estado ansioso. Por ejemplo, un pensamiento ansioso puede provocar miedo, lo que a su vez puede desencadenar una respuesta física como el aumento del ritmo cardíaco, creando una espiral de ansiedad cada vez mayor. 

    En la Terapia Cognitivo-Conductual (TCC) para la ansiedad, se inicia identificando los pensamientos y creencias negativos específicos que desencadenan los ciclos de ansiedad. Una vez identificados, se emplean técnicas para desafiar y modificar estos pensamientos. Los pacientes aprenden a reconocer y analizar sus patrones de pensamiento, y a reemplazar las percepciones negativas o irracionales con otras más realistas y equilibradas. Además, pueden utilizarse ejercicios de exposición gradual para enfrentar situaciones temidas, incluidas fobias, lo que ayuda a los pacientes a enfrentar y reducir el miedo y la evitación asociados con la ansiedad.

    La TCC para la ansiedad ha demostrado ser altamente efectiva para reducir los síntomas de ansiedad. Los pacientes aprenden a cambiar patrones de pensamiento negativos, lo que disminuye la preocupación y el miedo, y mejora su capacidad para enfrentar situaciones estresantes. Además, la TCC ayuda a superar la tendencia a evitar lo que les causa ansiedad, lo cual aumenta la confianza y la autoestima de los pacientes. A largo plazo, la TCC provee a los paciente de habilidades duraderas de afrontamiento para prevenir la recurrencia de la ansiedad y mejora su bienestar general. 

     

    2. Terapia Dialéctica Conductual (DBT) para la ansiedad:

    La terapia dialéctica conductual es una psicoterapia basada en la evidencia y a diferencia de la Terapia cognitivo conductual se enfoca de manera específica en los aspectos socioemocionales. Estudios recientes destacan que la DBT mejora con mayor eficacia la regulación emocional y la atención plena en comparación con la TCC.  Si has intentado sin éxito otros tratamientos para la ansiedad, la DBT podría ofrecerte un enfoque más efectivo para tratar y gestionar tus síntomas.

    La psicoterapia DBT es una alternativa valiosa para quienes no han tenido éxito con otras terapias, con la Terapia Cognitivo Conductual. La DBT aborda la ansiedad centrándose en los síntomas físicos como la respiración rápida, el aumento del ritmo cardíaco o pulso y la tensión muscular (a diferencia de la TCC, que se centra más en los pensamientos negativos). El enfoque es práctico y está  orientado a cambiar comportamientos negativos y aplicar habilidades emocionales y cognitivas en situaciones reales, lo que mejora la regulación emocional y el control sobre los sentimientos. Este método ha demostrado ser eficaz en la reducción de los síntomas de la ansiedad según múltiples estudios. 

    La DBT utiliza técnicas como Mindfulness, Tolerancia al Malestar, Regulación Emocional y Eficacia Interpersonal. Originalmente desarrollada para el trastorno límite de la personalidad, sus herramientas son igualmente efectivas para la ansiedad. Incluye terapia individual, entrenamiento grupal, tareas y coaching de habilidades. Se enseña a los pacientes o consultantes a ser conscientes del presente, a tolerar emociones intensas sin comportamientos destructivos, a manejar emociones abrumadoras y a interactuar productivamente con los demás. Estas habilidades se aplican en situaciones reales para mejorar el control emocional y la respuesta a la ansiedad.

    La DBT ha demostrado ser efectiva en reducir los síntomas de ansiedad, en especial en casos que presentan dificultades en la regulación emocional. Los pacientes aprenden a manejar mejor sus emociones y a responder de forma menos impulsiva y más constructiva en su entorno. Esto puede ser particularmente beneficiosa para personas que han experimentado traumas o que tiene tendencias autodestructivas. A largo plazo, la DBT puede ofrecer un modo de vida más equilibrado y controlado, ofreciendo herramientas prácticas y accesibles para manejar la ansiedad de manera más efectiva.

     

    3. Terapia Psicodinámica para la ansiedad:

    La Terapia Psicodinámica combina un enfoque intensivo en emociones y comportamientos inconscientes con un análisis profundo de procesos subyacentes de trastornos. No se dirige a trastornos mentales específicos (en este caso Trastornos de ansiedad) o síntomas individuales, sino a buscar y entender los elementos que contribuyen a diversos problemas psicológicos. Se centra tanto en explorar cómo conflictos no resueltos y déficits estructurales, como la regulación del afecto, afectan las relaciones actuales y los patrones de pensamiento, como en descubrir aspectos inconscientes que subyacen a los problemas. Es especialmente útil para quienes buscan entender y asimilar adecuadamente aspectos de su pasado que influyen en su presente, aumentando así la libertad personal y el bienestar,  reduciendo significativamente la ansiedad. 

    La Terapia psicodinámica para la ansiedad se enfoca en explorar los procesos mentales y las influencias inconscientes que influyen en el comportamiento y las emociones del paciente y que pueden estar contribuyendo a los síntomas actuales de ansiedad. Esta terapia considera que la ansiedad es el resultado de deseos, pensamientos y recuerdos reprimidos, así como de conflictos internos no resueltos, a menudo arraigados en experiencias tempranas de la vida (infancia). Esta terapia busca aumentar la conciencia y comprensión del paciente sobre estos aspectos ocultos de su experiencia, lo que conduce a una mejor comprensión y cura de la ansiedad. 

     

    En Psicoterapia Psicodinámica, el terapeuta y el paciente trabajan juntos en un proceso de exploración y reflexión para desentrañar las experiencias y emociones que pueden estar contribuyendo a la ansiedad presente. La herramienta de trabajo se centra en la conversación, donde la relación terapéutica establecida se convierte en un medio clave para explorar patrones de comportamiento, fantasías, sueños y recuerdos, así como para comprender cómo las relaciones interpersonales del paciente influyen en su experiencia de ansiedad.  En esta terapia se emplean técnicas como la interpretación, la asociación libre y el análisis de sueños para explorar pensamientos y deseos del paciente. 

    La Terapia Psicodinámica proporciona alivio duradero de la ansiedad al abordar las raíces profundas del problema. Los pacientes experimentan con frecuencia una mayor autoconciencia y comprenden mejor sus patrones emocionales y de comportamiento. Esto conduce a cambios significativos en su modo de pensar y de vivir, por lo tanto en cómo se sienten y actúan. Todo esto resulta en una reducción de la ansiedad y una mejora en las relación y su calidad de vida. a terapia psicodinámica ayuda a una reducción general de la ansiedad y a una vida con mayor autocomprensión y satisfacción. 

    4. Terapia sistémica familiar para la ansiedad:

    La Terapia Sitémica Familiar aborda la ansiedad desde una perspectiva amplia, enfocándose en cómo los factores relaciones influyen en el desarrollo y mantenimiento de los trastornos de ansiedad.  Este enfoque destaca la importancia de las relaciones y las dinámicas de los sistemas en los que están inmersas las personas. A diferencia de los los tratamientos basados en evidencia (TCC, DBT) suelen centrarse en el individuo, esta terapia busca involucrar al sistema relacional de la persona como un todo, entendiendo que las dinámicas familiares pueden jugar un papel crucial (en terapia sistémica puede trabajarse de forma individual).

    La Terapia Sistémica Familiar para la ansiedad se basa en la comprensión de que los individuos no existen de forma aislada, sino que son parte de sistemas más amplios, como la familia o el entorno, que pueden influir en sus emociones y comportamientos. Esta terapia explora la  las formas en que las interacciones y relaciones en el sistema influyen en la ansiedad de la persona, trabajando con el sistema relacional en su conjunto en lugar de centrarse solo en el individuo. La idea es que al cambiar la forma en que los miembros del sistema relacional (la familia, por ejemplo) interactúan y se comunican entre sí, se puede reducir la ansiedad y mejorar el bienestar de todos los miembros.

    En la Terapia Sistémica Familiar, el terapeuta trabaja con la familia con el sistema relacional con la persona, ya sea con la familia completa o con subsistemas (hermanos, padres, etc.). El proceso implica identificar y discutir las dinámicas y roles familiares, explorando cómo estos contribuyen a la ansiedad de uno o más miembros. Se emplean técnicas y estrategias para mejorar la comunicación y resolver conflictos, fomentando un ambiente de apoyo y entendimiento mutuo entre los miembros del sistema familiar. A través de la terapia, la familia aprende a identificar y cambiar patrones de comportamiento disfuncionales y a apoyarse mutuamente de manera más efectiva.

    La Terapia Familiar Sistémica ha mostrado ser muy eficaz en el tratamiento de la ansiedad, especialmente cuando los problemas familiares juegan un papel importante en el malestar. Al mejorar las relaciones y la comunicación dentro del sistema relacional, el individuo (y los miembros) pueden sentirse más apoyados y menos estresados, lo que conduce a una disminución de la ansiedad y mejora de la calidad de vida. Los pacientes a menudo experimentan una mejora en su capacidad para manejar el estrés y en su bienestar emocional general, así como una mayor cohesión y satisfacción familiar.

    5. Terapia de Exposición para la ansiedad:

    La Terapia de Exposición es una forma de Terapia Cognitivo Conductual (TCC) que ha mostrado ser un proceso efectivo para reducir respuestas de miedo y ansiedad en las personas. Consiste en exponer gradualmente a la persona a situaciones o estímulos temidos, ayudándole a volverse menos sensible con el tiempo. Esta terapia es particularmente efectiva para trastornos de ansiedad como el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) y las fobias.

    La Terapia de Exposición para la ansiedad se basa en el principio de desensibilización sistemática y habituación. En enfoque central es exponer de forma gradual a la persona, en un entorno seguro y controlado, a las situaciones, objetos o memorias que desencadenan la ansiedad. Este proceso permite que la persona se acostumbre paulatinamente a la situación temida, reduciendo su respuesta de miedo y ansiedad. A través de la exposición repetida y controlada, el paciente aprende que los resultados temidos son controlables o improbables, aprendiendo así habilidades de afrontamiento adecuadas. 

     

    En la Terapia de Exposición, el terapeuta trabaja con el paciente para identificar los desencadenantes específicos de ansiedad del paciente. Luego, en un espacio seguro y controlado, se desarrolla un plan de exposición progresiva, empezando con situaciones menos ansiosas y avanzando hacia las más desafiantes. Las técnicas empleadas pueden incluir la exposición imaginaria (visualización del estímulo) o in vivo (interancuando real con el estímulo). Durante las sesiones, se enseñan estrategias para manejar la ansiedad en las exposiciones, mediante técnicas de respiración o relajación. 

    La Terapia de Exposición es una de las técnicas más utilizadas y efectivas para tratar ciertos tipos de ansiedad, como el trastorno de estrés postraumático (TEPT), la ansiedad social y las fobias. Cabe mencionar que no no es recomendada para todas las personas: no todos toleran la exposición directa, aunque sea gradual - puede recomendarse el enfoque sistémico (de Nardone) que trabaja de forma similar pero con un exposición indirecta. Los pacientes suelen experimentar una reducción importante en el nivel de ansiedad frente a los estímulos que la provocan. A largo plazo, esta terapia conduce a una disminución general de la ansiedad y a una mejora en la calidad de vida, permitiendo a los pacientes retomar actividades en su vida y vivir con menos preocupaciones. 

    6. Terapia de Aceptación y Compromiso para la ansiedad:

    La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) es un tratamiento efectivo para los trastornos de ansiedad que se enfoca reducir cómo la ansiedad y los pensamientos ansiosos controlan nuestras accions y decisiones. ACT es una variante de la Terapia Cognitivo-Conductual que se centra como lo dice su nombre en aceptar los pensamientos y emociones tal como se presentan, sin juzgarlos, y en tomar decisiones basadas en lo que realmente valoras, en lugar de dejar que el miedo y la ansiedad te guíen. Este enfoque utilizar herramientas como la atención plena y la ayuda creativa para afrontar la depresión, la ansiedad o el trauma. Con esto, las personas pueden vivir el momento presente con menos preocupaciones, mejorando su calidad de vida. Estudios controlados han demostrado su eficacia en el tratamiento de la ansiedad.

    La Terapia de Aceptación y Compromiso para la ansiedad se enfoca en aprender a aceptar y manejar los pensamientos y emociones ansiosos en lugar de intentar cambiarlos. Esta terapia ayuda a desarrollar flexibilidad psicológica, lo que significa ser consciente del presente y elegir comportamientos que se alineen con tus valores personales, incluso en situaciones desafiantes.

    En lugar de combatir los pensamientos y emociones ansiosos, la ACT ayuda a las personas a aceptar estos sentimientos sin criticarse. Para este enfoque es clave entender que evitar o resistirse a la ansiedad a menudo la empeora. La ACT va más allá, poniendo énfasis en los valores y metas personales, y cómo estos pueden dirigir a un comportamiento más positivo frente a la ansiedad.

    En la ACT, el terapeuta ayuda a la persona a descubrir sus valores más importantes y a establecer  metas alineadas con estos valores. La terapia incluye aprender a ver los pensamientos y emociones ansiosos con una perspectiva distante y con curiosidad, en vez de oponer resistencia o juzgarlos. Se emplean técnicas como la meditación, la atención plena, ejercicios de metáforas y escritura para ayudar a los pacientes a mejorar su relación con la ansiedad y a tomar acciones que no estén en contradicción con sus valores personales. Con esto, se impide estar en desacuerdo consigo mismo, logrando así una mayor armonía interna, lo cual es clave para mejorar el bienestar y la calidad de vida. 

    Según una revisión de metaanálisis del Journal of Contextual Behavioral Science en 2020, que incluyó 20 metaanálisis y 133 estudios con 12,477 participantes, la ACT se considera eficaz para todas las condiciones examinadas, incluyendo ansiedad, depresión, abuso de sustancias y dolor.

    En relación a la ansiedad, ACT ayuda a aceptarla como una parte normal de la experiencia humana, en lugar de algo que debe ser temido o eliminado. Al enfocarse en lo que realmente valoran, los pacientes pueden encontrar una sensación de propósito y dirección, incluso en presencia de ansiedad. Esto conduce a una disminución de los comportamientos de evitación y a un aumento de la participación en actividades gratificantes y satisfactorias. Los pacientes suelen sentir una mejor calidad de vida, menos lucha interna con la ansiedad y más habilidad para manejarla de manera efectiva en el futuro.

    7. Mindfulness para la ansiedad

    Mindfulness es una práctica que implica enfocarse en el momento actual, y es muy eficaz en la gestión y disminución de la ansiedad. Mindfulness se propone guiar a la persona a regresar la atención al presente, a observar pensamientos y emociones sin reaccionar automáticamente a ellos, de modo que puede desengancharse de pensamientos poco útiles. Emplea ejercicios guiados como la meditación y la respiración consciente par ayudar a las personas a centrarse y reducir los síntomas de ansiedad o pánico. Es eficaz para varios trastornos de ansiedad y a menudo se usa con otros tratamientos (como con Cognitivo-Conductual).

    Mindfulness, o atención plena, es una técnica que enseña a prestar atención al presente sin juicio, de forma tranquila y a desafiar patrones de pensamiento negativos. En situaciones de ansiedad, permite observar pensamientos y emociones sin involucrarse demasiado en ellos. Esto es útil para detener la cadena de preocupaciones y pensamientos ansiosos que pueden intensificar la ansiedad o causar ataques de pánico.

     

    Las practicas de mindfulness incluyen ejercicios de meditación y técnicas de respiración, así como prácticas cotidianas para fomentar la conciencia plena en actividades regulares. Por ejemplo, en la meditación, mindfulness te lleva a concentrarte en la respiración o en lo que sientes, sensaciones corporales, sonidos o pensamientos, aprendiendo a observar sin juicio y volviéndote al presente si te distraes. En la vida diaria, se fomenta la práctica de prestar atención plena a actividades simples como comer, caminar o escuchar, con el objetivo de cultivar un estado de conciencia más constante y tranquilo.

    La práctica regular de Mindfulness ha mostrado ser efectiva en varios tipos de trastornos de ansiedad, reduciendo la ansiedad diaria. Las personas que practican mindfulness a menudo reportan una mayor tranquilidad, una disminución en la frecuencia y severidad de los pensamientos ansiosos y una mejor capacidad para manejar situaciones estresantes. Además, el mindfulness puede ayudar a desarrollar una mayor comprensión y aceptación de uno mismo, lo que a su vez puede reducir los niveles de estrés y ansiedad. A largo plazo, las prácticas de mindfulness pueden contribuir a un mayor bienestar emocional y a un estilo de vida más equilibrado y centrado.

    8. Terapia de Grupo (grupos de apoyo) para la ansiedad

    La terapia de grupo es un enfoque valioso para el tratamiento de la ansiedad. Esta modalidad ofrece un especio de apoyo muto en el que se reúne un grupo de personas (de 5 a 15 en general) para para compartir y discutir sus experiencias. Esta terapia permite a los participantes sentirse menos aislados y aprender juntos, de la experiencia del otro. La terapia de grupo brinda la oportunidad única de conexión y crecimiento, facilitando nuevas perspecticas y estrategias para manejar la ansiedad.

    La Terapia de Grupo para la ansiedad consiste en trabajar con un grupo de personas que comparten experiencias similares de ansiedad bao la guía de uno o más terapeutas. En este entorno seguro, los participantes tienen la oportunidad de compartir y discutir sus pensamientos, emociones, y experiencias con otros que entienden en mayor o menor medida y en carne propia lo que están pasando.  Esto no solo proporciona apoyo y validación, sino que permite a los miembros del grupo aprender unos de otros, y sobretodo experimentar que con su experiencia pueden ayudar a otros, al compartir sus estrategias de afrontamiento, sintiéndose menos aislados en su lucha contra la ansiedad. 

    Las sesiones de Terapia de Grupo son guiadas por uno o más terapeutas, orientan la discusión y pueden introducir temas relacionados con la ansiedad, como técnicas de manejo de estrés, habilidades de comunicación y técnicas de relación. Los participantes son animados a cmopartir su experiencia y a ofrecer apoyo mutuo. La terapia de grupo puede ser estructurada, con un enfoque específico (cognitivo conductual) y actividades predefinidas, o bien puede ser abierta, permitiendo que los participantes dirijan el. curso de las conversaciones según sus necesidades actuales. 

    La Terapia de Grupo es particularmente beneficiosa para personas que sufren ansiedad, ya que les permite darse cuenta no solo que no están solos sino también que sus experiencias son de ayuda para otros que pasan por algo similar. Al escuchar y comprender las experiencias de los demás, los participantes ganan nuevas perspectivas sobre su propia situación, y además aprenden habilidades sociales y nuevas estrategias para afrontarla en un entorno seguro y de apoyo. Recibir y ofrecer apoyo aumenta la autoestima. A largo plazo, se aprenden habilidades para manejar el estrés y mantener controlados los síntomas de ansiedad.

    9. Arteterapia para la ansiedad

    La Arteterapia es una forma eficaz de tratamiento para la ansiedad. Se utiliza la creación y expresión  artística para procesar y gestionar emociones difíciles. Permite canalizar preocupacoines y pensamientos ansiosos a través de diveras formas de arte, lo que proporciona un medio para la autoexploración y relajación. Estudios han mostrado su efectividad en la reducción de síntomas de ansiedad y en la mejora del control emocional y la calidad de vida.

    En Arteterapia se emplean técnicas como dibujo, pintura y escritura para expresar emociones de forma creativa. Estas actividades actúan como una distracción, interrumpiendo la rumiación y calmando el sistema nervioso. Además, ayuda a la persona a estar conectado con sus emociones, sensaciones del cuerpo y su realidad en general, lo cual permite una mejor comprensión de sí misma y de sus respuestas a situaciones ansiosas. Este entendimiento conduce a nuevas  estrategias de afrontamiento más efectivas y una mejora en el manejo de la ansiedad. 

    Los psicólogos de arte utilizan una amplia variedad de medios artísticos para facilitar la expresión creativa y el diálogo terapéutico. Un ejemplo sería la creación de mandalas: con sus patrones repetitivos y diseño centrado, promueven la concentración y relación, ayudando a reducir la ansiedad. Los pacientes pueden realizar ejercicios dirigidos o explorar libremente su creatividad, con el terapeuta proporcionando apoyo. Esta terapia alivia la ansiedad y además mejora la autoestima y la sensación de logro.

    La Arteterapia para manejar los síntomas de la ansiedad es una herramienta popular que se ha usado junto con métodos más tradicionales debido a sus muchos beneficios. Puede funcionar como un modo alternativo de comunicación, ayudar a focalizar los pensamientos, romper el ciclo de rumia, calmar los nervios y tener un efecto calmante en general. La Arteterapia ha mostrado tener resultados tanto para la salud mental como física. 

    10. Medicamentos para la ansiedad

    En algunos casos, se utilizan medicamentos para tratar la ansiedad, proporcionando alivio a corto plazo o ayudando a suprimir los límites. Muchas personas combinan la medicación con la psicoterapia. Los medicamentos no siempre son una solución a largo plazo por lo que se recomienda tomarlos de la mano con alguna psicoterapia (TCC, DBT, Psicodinámica o alguna otra). En México y muchas partes del mundo, solo los psiquiatras y médicos pueden prescribir medicamentos para la salud mental en general.

    La medicación se prescribe típicamente después de una evaluación médica completa. El médico considerará la historia clínica del paciente (síntomas actuales y cualquier condición de salud coexistente). Las benzodiazepinas, por ejemplo, pueden ofrecer un alivio rápido de la ansiedad, pero generalmente se usan a corto plazo debido al riesgo de dependencia. Los ISRS y los ISRSN, por otro lado, pueden tardar varias semanas en mostrar efectos y se utilizan comúnmente para el tratamiento a largo plazo de la ansiedad. La dosis y el tipo de medicamento se ajustarán según las necesidades y la respuesta del paciente.

    Es importante tener en cuenta que los medicamentos pueden tener efectos secundarios y no son una solución adecuada para todos. La decisión de usar medicación debe ser tomada en consulta con un profesional de la salud.

    11. Counseling o Asesoramiento para la ansiedad

    El Counseling es un enfoque terapéutico efectivo para la ansiedad, destacando por su concentración en el fortalecimiento de habilidades de afrontamiento y la resolución de conflictos. Este enfoque es ideal para personas en transiciones vitales o situaciones estresantes, centrándose en soluciones prácticas y habilidades para la vida diaria. A diferencia de otros enfoques psicoterapéuticos, el Counseling es colaborativo, enfocándose en el autoconocimiento y la autoeficacia, promoviendo la comunicación efectiva y la resolución de conflictos.

    Otros métodos de tratamiento para ansiedad:

    Ejercicio físico regular para la Ansiedad

    El ejercicio físico regular es un método efectivo par reducir los síntomas de ansiedad. Al ejercitarse, la persona libera endorfinas que mejoran el estado de ánimo y actúan como analgésicos naturales. Además, el ejercicio disminuye los niveles de hormonas de estrés (el cortisol, la adrenalina), lo cual promueve la relajación y mejora el sueño. Las actividades pueden ser aeróbicas ligeras o intensas, así como el yoga y tai chi, que combinan movimiento físico con técnicas de respiración. En resumen, el ejercicio físico reduce la tensión, mejora el estado de ánimo en general, la energía y el sueño, y aumenta la autoestima; todo esto beneficia a la persona que sufre de ansiedad.

    Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares (EMDR) para la ansiedad:

    Existe debate sobre sus beneficios ya que estudios sugieren que estos podrían deberse más a la exposición al trauma que a los movimientos oculares. Sin embargo, la técnica EMDR sigue empleándose y se considera eficaz para tratar ansiedad relacionada con traumas, además de que  puede ser una herramienta útil durante el proceso de tratamiento. La terapia EMDR se utiliza principalmente para tratar  el trastorno de ansiedad (estrés post-traumático o TEPT). Esta terapia  involucra recordar eventos traumáticos mientras se realizan movimientos oculares específicos para cambiar las reacciones negativas a recuerdos dolorosos por otras más neutras o positivas.

     

    ¿Cuál es la mejor terapia para la ansiedad?

    No existe una "mejor" terapia  que sea perfecta, que sea universalmente efectiva en todos los casos ni con todas las personas. La efectividad de una terapia depende de varios factores, que incluyen el tipo específico del trastorno de ansiedad, la historia personal de la persona, las circunstancias en el momento en que busca ayuda. Un aspecto particularmente importante es el aprendizaje de la persona, ya que los distintos tipos de terapia, en cierto sentido, suelen corresponder con diferentes formas de aprender y entender el mundo de la persona.

    ¿La Terapia Cognitivo Conductual es la más efectiva?

    Aunque la Terapia Cognitivo-conductual es la más utilizada, no necesariamente es la más adecuada para todos. Existen muchas opciones de terapia para tratar la ansiedad de manera efectiva. Dependiendo de tipo específico de ansiedad, pueden ser útiles otros enfoque y otras técnicas. Por ejemplo, para algunas fobias o miedos la Terapia de exposición (técnica de TCC) puede ser muy efectiva para algunas personas, pero otras pueden beneficiarse más de la terapia sistémica (de Nardone), que emplea una exposición indirecta al estímulo temido, y no directa.

    Terapia para ansiedad en R&A Psicólogos

    Contamos con un equipo con diversas especialidades en enfoques que han mostrado ser eficaces en el tratamiento de la ansiedad. Conoce más sobre la terapia que ofrecemos para el tratamiento de ansiedad en Ciudad de México.

    Infografías sobre terapias para la ansiedad

    funciona-terapia-infografia
    cuando-buscar-ayuda-infografía
    opciones-terapia-ansiedad-infografía

    Entendiendo la ansiedad

    Sentirte ansioso es normal y es una parte saludable de la vida. Sentir ansiedad al realizar un examen, hablar en público o al conocer a alguien nuevo es natural y común en la mayoría de las personas. Sin embargo, si esta sensación de ansiedad  se vuelve algo constante y abrumador, o si la ansiedad interfiere con tus actividades de la vida diaria, es probable que estés padeciendo de un trastorno de ansiedad.

    En México, según la INEGI, 19.3% de la población adulta tiene síntomas de ansiedad severa, mientras otro 31.3% revela síntomas de ansiedad mínima o en algún grado. Existen diferentes tipos de trastornos de ansiedad:

    Referencias

    • Asociación Americana de Psiquiatría, Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM 5. Arlington, VA, Asociación Americana de Psiquiatría, 2013.
    • Kaczkurkin, A. N., & Foa, E. B. (2015, September). Cognitive-behavioral therapy for anxiety disorders: An update on the empirical evidence. Dialogues in Clinical Neuroscience. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4610618/
    • Hasheminasab M, Babapour Kheiroddin J, Mahmood Aliloo M, Fakhari A. Acceptance and Commitment Therapy (ACT) for generalized anxiety disorder. Iran J Public Health. 2015;44(5):718-719.
    • INEGI: https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2021/EstSociodemo/ENBIARE_2021.pdf

    Cómo prepararme antes de mi primera terapia

    Nuestras reseñas verificadas de Google (125) | 4.7 ★★★★✬

    Guadalupe Ninett Medrano Camacho
    Guadalupe Ninett Medrano Camacho
    10 meses atrás
    La doctora Jessica Becerra es una es excelente doctora, el trato es increíble y su cordialidad, apoyo y atención son muy buenos. Este tiempo ha logrado muchos avances conmigo y estoy muy contenta del tiempo que llevo con ella y el apoyo que me a brindado
    Lisa M. Gómez Pérez-Ruiz
    Lisa M. Gómez Pérez-Ruiz
    un año atrás
    Vivo en España y estaba buscando terapia online. Desde luego no he podido acertar mejor con esta clínica .Son muy atentos y accesibles en todo momento. Mi terapia es con con Dulce Neri y estoy encantada. Me siento muy bien desde que estoy con ella. Recomendable 100%. Una excelente profesional.
    Carolina Anaya
    Carolina Anaya
    9 meses atrás
    En general con R&A he tenido una muy buena experiencia en cuanto a atención por parte de todos y especialmente con el psicólogo Manuel, pues las terapias presenciales y apoyo me han funcionado bastante en lo que llevo del proceso. Gracias por todo 😊
    Emiliano Avendaño
    Emiliano Avendaño
    3 años atrás
    Por ahora he tenido una excelente experiencia. La atención y los ayuda que te brindan realmente es muy buena. Además de que las terapias son muy adaptables a tu horario. Incluso ahora en tiempos de pandemia, se han adaptado a terapias en línea para no dejar de atender.
    Previous
    Next

    ¡Me interesa! Envíame novedades y promociones

    ¡Gracias por suscribirte!

    ¿Estás listo para recibir ayuda psicológica?

    Envíanos un mensaje con el motivo de consulta o programa tu cita directamente en la página. Nosotros nos pondremos en contacto contigo.

    Experiencia

    Contamos con más de 10 años ofreciendo nuestros servicios psicológicos.

    Confidencialidad

    En R&A Psicólogos ofrecemos una garantía total y absoluta de confidencialidad, así como de seguridad en el manejo de la información.

    Competencia

    Contamos con estudios de maestría o especialidad en distintas áreas de la psicología clínica.

    Contáctanos aquí

    ¡Déjanos tus datos y en breve nos comunicaremos contigo!

    San Francisco 656-int. B, Col del Valle Centro Benito Juárez, Ciudad de México 03100
    +52 55 5709-1107
    +52 55 19320676

    Whatsapp: +52 55 1932 0676

     

    Quiero hacer una cita