TERAPIA GESTALT

Inicio  »  Enfoques psicológicos  »  Terapia Gestalt


 

El Centro R&A Psicólogos trabaja con las principales y más efectivos enfoques psicoterapéuticos. Todas las diferentes terapias se preocupan por llevar a la persona de un estado de malestar psíquico o físico a un estado de bienestar.

Terapia Gestalt

Existen distintos tipos o enfoques de psicoterapia porque hay distintos tipos de personas. Hay personas por ejemplo que simplemente no le encuentran sentido en profundizar en aspectos del pasado, y esperan una intervención más dirigida en el aquí y el ahora por parte del terapeuta, como también hay personas que no soportarían eso, que lo experimentarían como una invasión a su espacio y su forma de llevar y dirigir su vida.
En este sentido, no existe un enfoque psicológico que sea mejor o peor que otro, simplemente hay enfoques que se adaptan mejor a unas personas y otras que no.

A continuación te explicamos qué es la terapia gestalt, sus objetivos, cómo funciona y para quién es indicada, para que lo tengas presente a la hora de elegir qué enfoque es más conveniente para ti.

¿Qué es la terapia Gestalt?

La terapia Gestalt es una forma de psicoterapia que se deriva de la escuela de pensamiento gestalt: se trata de una terapia fenomenológico-existencial, que se guía por el principio de que cada individuo es un todo (mente, cuerpo y alma), y que se entiende mejor en relación con su situación actual tal como la experimenta. Es fenomenológica porque se enfoca en las percepciones de la realidad del paciente, y es existencial porque se considera que las personas están siempre en el proceso de devenir y redescubrise a sí mismos.

Además, el enfoque Gestalt es experiencial, porque se enfoca en el “darse cuenta” y en el presente que vive la persona o el “aquí y el ahora”, a diferencia del enfoque psicodinámico que se basa en experiencias del pasado.
En la terapia Gestalt, el « darse cuenta » es clave para el crecimiento personal y el desarrollo pleno del potencial del individuo. El sufrimiento mismo se entiende como consecuencia de una incapacidad de darse cuenta o tomar conciencia de las emociones, de las sensaciones corporales y del entorno que vive la persona en el aquí y el ahora.

En este método de « darse cuenta » se trabaja a partir de la experiencia de la persona, en la percepción, el sentir y el actuar, y utliza las emociones del paciente, y no las interpretaciones del analista, para generar los cambios cognitivos y conductuales.

Objetivos de la terapia Gestalt

El terapeuta gestalt se basa en la aceptación incondicional del paciente, pues cree que forzar al paciente a cambiar resulta en un mayor malestar y pérdida de confianza de sí mismo. La meta de la terapia Gestalt es que los pacientes adquieran conciencia no juiciosa de lo que hacen, cómo lo hacen y cómo pueden cambiarlo, y al mismo tiempo, aprendan a aceptarse y valorarse. Esto permite al cliente desarrollar una perspectiva única de la vida.

Se propone también desarrollar la autonomía, la autoregulación de las emociones, la responsabilidad y la creatividad en los pacientes. Al ayudar a la persona a ser más consciente  de cómo piensa, siente y actúa en el momento presente, la terapia Gestalt ayuda a que tengan lugar nuevas maneras en las que se pueden aliviar las situaciones actuales de malestar, de modo que pueda aspirar a un potencial máximo.

La terapia Gestalt no limita lo humano a una visión individualista, sino que se interesa en las interacciones del individuo con su entorno, ya sea personal, profesional y social.

Cómo funciona la terapia Gestalt

La terapia Gestalt trabaja enseñando a los clientes a cómo definir la experiencia, lo que está siendo vivenciado, en lugar de lo que es una mera interpretación de los eventos. Las personas que llevan un proceso de terapia Gestalt exploran sus pensamientos, sentimientos, conductas, creencias y valores para desarrollar conciencia de cómo se presentan a sí mismo y responden a los eventos y al entorno. Esto les ofrece la oportunidad de identificar elecciones, patrones de conducta y obstáculos que afectan negativamente su bienestar y les impide desarrollar su potencial.

El desarrollo del proceso terapéutico generalmente incluye una amplia gama de técnicas expresivas y experimentos creativos desarrollados en colaboración por el terapeuta y el cliente. Estos serán apropiados para el cliente y sus problemas específicos.

Existen 3 maneras en que la persona puede lograr « darse cuenta » según la terapia Gestalt:

  1. Mediante el contacto con el entorno:A través de mirar, escuchar, tocar, hablar, mover, oler y gustar, tiene lugar  el crecimiento de la persona. El ser de la persona no es una entidad preexistente, sino que está en construcción, en ajuste continuo a la novedad de su medio.
  2. Mediante el aquí y ahora: es importante poner énfasis en el aquí y el ahora, y dejar el pasado y el futuro en un segundo lugar de importancia
  3. Mediante la responsabilidad: se refiere a un manejo adecuado de la culpa y el resentimiento, es importante asumir y hacerse cargo de las consecuencias de los actos.

terapia gestalt, humanismo

Para quién es adecuada la terapia Gestalt

La terapia Gestalt se dirige a adultos, adolescentes o niños, y ofrece un trabajo individual, en pareja y en familia, como también terapia en grupo, en función de las necesidades del paciente y su situación. La terapia Gestalt puede atender distintos problemas de la vida; algunos de ellos son:

     ⁃     la timidez,

     ⁃     una separación difícil,

     ⁃     el sentimiento de exclusión,

     ⁃     trastornos psicosomáticos,

     ⁃     la ansiedad,

     ⁃     la depresión,

     ⁃     trastornos alimentarios,

     ⁃     un impase  existencial,

     ⁃     y problemas relacionales

Este proceso puede dirigirse a toda persona en búsqueda de sí o en sufrimiento, y tiene necesidad de ayudar para atravesar un momento de crisis o de inestabilidad en su vida personal, social o profesional.

Si la situación lo demanda, la terapia Gestalt trabaja en un marco de atención multidisciplinario, incluyendo a un médico general o a un psiquiatra, en caso que se requiera tomar medicamento.

Condiciones o enfermedades que trata la terapia Gestalt

La terapia Gestalt ayudar a superar:

     ▪     el estrés y la angustia

     ▪     las dificultades relacionales

     ▪     los problemas emocionales

     ▪     la depresiones, las fobias, las adicciones

     ▪     las crisis de vida, como duelo, separación, etc.

La terapia Gestalt puede ser utilizada con eficacia con cualquier paciente que el terapeuta entienda y con el que se sienta cómodo. Si el terapeuta puede puede tener empatía con el paciente, los principios de la terapia Gestalt de diálogo y experimentación directa pueden ser aplicados.

Con cada paciente, los principios generales deben ser adaptados a la situación clínica particular. Una persona con esquizofrenia, con trastorno borderline y con trastorno bipolar pueden necesitar otros enfoques.

Lee sobre las "Terapias psicológicas" y cómo pueden ayudarte.


Consulta a un psicólogo sobre tus dudas.


Temas relacionados

UBICACIÓN

San Francisco 656, int. B - Planta Baja, Col. Del Valle Centro, Ciudad de México, Distrito Federal..

HORARIOS

Atención psicológica en horario continuo de lunes a domingo de 8:00am a 10:00pm

Preguntas frecuentes

Encuentra aquí las preguntas frecuentes respecto a nuestros servicios y a la psicología en general.