Centro de Psicología Clínica y Psicoterapia / tel: (55) 5709-1107

TRASTORNO BIPOLAR

TERAPIA PSICOLÓGICA MÉXICO DF

En el Centro R&A Psicólogos contamos con un equipo de 15 psicólogos con diferentes especialidades lo que permite atender los distintos padecimientos y trastornos. Si estás interesado en acudir con un psicólogo a terapia psicológica para el tratamiento de la bipolaridad, en R&A Psicólogos te ofrecemos servicios especializados a ti y a tu familia.

Trastornos bipolar ⎪ bipolaridad 

¿Qué es el trastorno bipolar?

En la vida existen siempre altas y bajas. Los periodos en los que nos sentimos contentos, tristes o molestos son reacciones normales a las dificultades y eventos positivos que presenta la vida. De este modo, tenemos la tendencia a que nuestros estados de ánimo varíen pero, de manera general, tenemos también el sentimiento de tener bajo control estas variaciones. Las personas que sufren de bipolaridad, también llamados maniaco-depresivos, presentan saltos de humor extremos, que usualmente no tienen nada que ver con los eventos que están viviendo. El sentimiento de control del humor es prácticamente inexistente en las personas que sufren del trastorno bipolar, y esto les genera un gran malestar. Los cambios drásticos de humor repercuten en la forma en que la persona piensa, siente y actúa.

Los síntomas del trastorno bipolar pueden afectar el trabajo y el rendimiento escolar, dañar las relaciones y perturbar la vida diaria. El trastorno bipolar es tratable con eficacia actualmente. Sin embargo, sin tratamiento el trastorno tiende a empeorar. Reconocer el problema y aprender de los síntomas es el primer paso para estar mejor.

La bipolaridad causa serios cambios en el humor, la energía, el pensamiento y el comportamiento, de los picos de la manía a la depresión profunda. No se trata de estar de buen o mal humor, ya que los ciclos del trastorno bipolar duran días, semanas o incluso meses. Y a diferencia de las oscilaciones usuales de humor, los cambios de ánimo del trastorno bipolar son intensos e interfieren con la capacidad de actuar satisfactoriamente en la vida diaria.

El trastorno bipolar es una enfermedad que presenta periodos de depresión grave seguidos de períodos de euforia o irritabilidad. Esta condición puede ser leve o grave. Estos cambios de humor no están generalmente asociados a eventos en particular. El trastorno de pánico afecta alrededor del 1% de la población. Comienza habitualmente al final de la adolescencia o de la adultez temprana y afecta a hombres y a mujeres por igual.

Causas del trastorno bipolar

Las causas del trastorno bipolar no han sido completamente entendidas por los profesionales de la salud. El trastorno tiende a venir de familia, y los investigadores creen tanto que existe un factor genético como también que es algo aprendido y transmitido en el seno familiar. Por lo que existen en la actualidad diversas explicaciones sobre qué ocasiona el trastorno bipolar, sin embargo no hay un común acuerdo entre las diversas posturas.

Factores biológicos y genéticos

Factores psicológicos

trastorno bipolar, bipolaridad, depresión y manía en una caraSíntomas del trastorno bipolar

Mania

La mania se refiere a un estado en la persona que parece continua y anormalmente exaltado, irritable o eufórico durante una semana o incluso un mes. Las personas en estado maniaco no se sienten completamente contentos o eufóricos. Pueden ser muy irritables, experimentar un coraje intenso o presentar un comportamiento agresivo.

Los síntomas que experimenta una persona en estado maníaco no se relacionan únicamente al humor, y deben presentarse por lo menos tres de los siguientes síntomas:

•     Ideas de grandeza: la persona se siente invencible u omnipotente. Tiene la “impresión” de saber cómo funciona el mundo y cómo salvarlo. Puede pensar que    le ha sido dada una misión especial en la vida.

•     Disminución de necesidad de dormir: la persona siente que logra descansar después de unas pocas horas de sueño. En ocasiones, no duerme en absoluto durante días o incluso semanas.

•     Logorrea (discurso excesivo): la persona habla muy rápidamente, muy fuerte y mucho más que de costumbre. Cambia constantemente de tema y es imposible tener una conversación con ella.

•     Fuga de ideas y aceleración del pensamiento: la persona pierde rápidamente el hilo de las ideas y su distracción le causa muchos problemas. Asimismo, sus ideas y proyectos cambian constantemente.

•     Hiperactividad: la persona presenta un incremento en la actividad en su trabajo o la escuela, y parece desbordante de energía. Al inicio del episodio maníaco da la impresión de ser muy productivo, sin embargo conforme los síntomas se agravan la persona se va debilitando y dejando los proyectos inconclusos.

•     Falta de criterio: la persona participa en actividades extravagantes y peligrosas, sin poder medir sus consecuencias, por ejemplo malas decisiones, elección equivocada de profesión, etc. Tiende a excitarse  sexualmente con má´s facilidad, intensifica su actividad sexual y elige a sus compañeros sexuales con menos prudencia.

•     Síntomas psicóticos: La persona puede delirar o perder contacto con la realidad. Tiende a tener alucinaciones, generalmente auditivas.

Hipomanía

La hipomanía es una forma menos severa de manía. Las personas en estado de hipomanía se sienten eufóricas, productivas, con mucha energía, pueden dormir poco, sin embargo, a diferencia de la persona con manía, continúan siendo funcionales en su vida diara, y nunca pierden el contacto con la realidad. No obstante, la hipomanía puede ocasionar malas decisiones que terminan dañando relaciones, carrera o la reputación. La hipomanía puede escalar y convertirse en un episodio maníaco o puede estar seguida de un episodio de depresión mayor.

Depresión

Existen muchas manifestaciones de la depresión en el trastorno bipolar, y las causas no suelen ser aparentes. Para ser considerados signos de depresión, los síntomas deben durar por lo menos dos semanas, manifestarse la mayoría de los días y durar la mayor parte de del día en que se manifiesta. Los síntomas de depresión incluyen por lo menos cinco de los siguientes:
•     Humor deprimido: lo que la persona siente se aleja mucho de la simple tristeza. En efecto, la mayoría de las personas que sufren de depresión aseveran ser incapaces de sentirse triste o de llorar. Un signo de mejoría para estas personas, de hecho, es poder llorar nuevamente.

•     Pérdida del interés por actividades antes disfrutadas (anhedonia): la persona experimenta la sensación de ánimo vacío que le impide disfrutar de los pequeños placeres de la vida, como escuchar música, ver a los amigos, etc. Todo le parece igual, apagado, sin interés.

•     Pérdida o aumento de peso: según el tipo de depresión, el metabolismo puede acelerarse o volverse más lento. Por lo que las personas con depresión pueden tanto perder peso, por falta de apetito, como ganar peso por un aumento del apetito, en especial por alimentos ricos en glucosa y materias grasas (p.ej. chocolates).

•     Problemas de sueño: la depresión está acompañada generalmente de perturbaciones del sueño. Muchas personas sufren de insomnio, tienen dificultades para dormir, se despiertan frecuentemente durante la noche o se levantan muy temprano por la mañana (experimentando cansancio, como si no hubieran descansado). Otras sufren de hipersomnia, tienen un sueño excesivo, el que es experimentado como un “refugio”. Este sueño en exceso es insatisfactorio, incluso agobiante.

•     Apatía o agitación: frecuentemente las personas con depresión se mueven, hablan y piensan más lentamente, y en casos graves se vuelven incapaces de reaccionar a lo que les rodea. Otras personas sufren lo contrario: experimentan una ansiedad intensa que los lleva a estar agitados o atormentados por un desasosiego interior. P.ej. la sensación de una “bola” en la garganta, la dificultad de respirar, dolores en el vientre, o el sentimiento de catástrofe inminente.

•     Devaluación de sí y culpabilidad: las personas con depresión tienden a sentirse muy culpables y responsables de los eventos penosos que vive y de las emociones desagradables que siente. Esto refleja una falta  confianza en sí mismos: la persona siente que no es buena en nada, se piensa sin valor.  En los casos graves esta culpabilidad puede causar un delirio: por ejemplo la persona puede estar persuadida de haber pecado y de tener que ser castigada. Esto la lleva a pensar que Dios la castiga por sus errores cometidos.

•     Incapacidad de concentrarse y de tomar decisiones: la persona tiene mucha dificultad para concentrarse en las tareas más simples, para tomar decisiones cotidianas y para recordar cosas (incluso acordarse de lo que acaba de decir).

•     Pensamientos suicidas: debido al sentimiento de inutilidad y a la pérdida de placeres, las personas con depresión tienden a pensar en la muerte, en que no vale la pena seguir viviendo. En muchos casos estos pensamientos pasan al acto, y llegan a atentar contra su vida, o al menos lo intentan.

•     Síntomas psicóticos: la persona puede tener delirios, como creer que tiene una enfermedad mortal como el cáncer, que es castigada por sus pecados, o bien puede tener alucinaciones como escuchar voces que no existen (alucinaciones auditivas) o ver cosas que no existen (alucinaciones visuales).
Estado mixto

Algunos personas no presentan episodios puros de depresión y de mania sino una combinación de ambos, los dos tipos de síntomas a la vez. Por ejemplo, el paciente puede hablar muy rápido, tener mucha ansiedad y tener pensamientos suicidas.  El estado mixto es muy difícil de diagnosticar, y es muy agobiante para la persona que lo sufre.

Síntomas catatónicos

Estos síntomas varían y pueden comprender una agitación extrema o por el contrario una disminución extrema de la actividad. Por ejemplo, el paciente realiza movimientos o adopta posturas inusitadas, muy rápidos que no puede detener o impasibles al punto de abrir la boca para comer, beber o hablar. Con esto se ve muy amenazada la salud física de la persona.

En la mayoría de los casos, el tratamiento elimina los síntomas catatónicos.

Estos síntomas pueden complicar el diagnóstico correcto, pues son asociados a la esquizofrenia más que al trastorno bipolar.

trastorno bipolar, estado maníaco y depresivoTipos de trastorno bipolar

Se distinguen por lo menos 4 tipos de trastorno bipolar:

Bipolar I: se habla de tipo I cuando ha existido por lo menos un episodio maníaco o episodios mixtos (con o sin episodios depresivos previos). La mayoría de los pacientes han tenido por lo menos un episodio depresivo.

Bipolar II: se habla de tipo II cuando la persona ha experimentado uno o más episodios de depresión u por lo menos un episodio hipomaníaco. La hipomanía es un estado más leve que el estado maníaco.

Ciclotimia: o trastorno ciclotímico, consiste en oscilaciones cíclicas de humor, sin embargo los síntomas son menos severos que una mania o depresión plenas. Es preciso que estos síntomas persistan durante un periodo por lo menos de dos años con un máximo de dos meses consecutivos libres de síntomas para poder hablar de ciclotimia.

Tratamientos para trastorno bipolar

El trastorno bipolar requiere de un largo tratamiento, debido a que se trata de un trastorno crónico y reincidente. Por este motivo, en ocasiones es recomendable continuar con el tratamiento aun cuando existen mejorías. El tratamiento más efectivo para el trastorno bipolar incluye una combinación de medicamento, psicoterapia y cambios de estilo de vida. La medicación sola no es suficiente para el control adecuado de los síntomas del trastorno bipolar.

Trastorno bipolar y suicidio

La fase depresiva en el trastorno bipolar tiende a ser muy severa, y el suicidio es el mayor riesgo para el paciente. Las personas que sufren de trastorno bipolar tienen mayor riesgo de suicidio que las personas que sufren de depresión simple. Además, estos intentos de suicidio tienden a ser más letales.
Existe todavía más riesgo cuando la persona sufre de episodios mixtos de bipolaridad, o tiene una historia de abuso de drogas, historia familiar de suicidio, o la aparición de una enfermedad.

Importante

Es muy importante tomar en serio cualquier comentario acerca de suicidio. Si usted o alguien que quiere presenta tendencias suicidas, comuníquese a un hospital psiquiátrico o al teléfono 01 (55) 51 32 09 09, en la Ciudad de México.

Signos de alarma de suicidio:

✴     Hablar de la muerte, automutilación o suicidio

✴     Sentimiento de desesperanza o desamparo

✴     Sentimiento de no valer nada o ser una carga para otros

✴     Actuar temerariamente, como si se tuviera un “deseo de morir”

✴     Poner en orden asuntos pendientes o decir “adios”

✴     Buscar pastillas o armas

Tratamientos farmacológicos para trastornos bipolar

Preguntas frecuentes sobre el trastorno bipolar (FAQs)

¿A qué edad aparece el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar puede aparecer a cualquier edad, sin embargo lo más usual es que sea durante la adolescencia o al inicio de la edad adulta. Por esto, es frecuente que los síntomas del trastorno bipolar se confundan con otros signos propios de la adolescencia como rebeldía, malestar o inconformidad e inestabilidad emocional. Por ello el diagnóstico de trastorno bipolar tiende a darse hasta la edad adulta.

¿Cuál es la duración y frecuencia de los episodios?

Puede ser algo muy variado. Una persona con trastorno bipolar tener muy pocos episodios, con años de estabilidad entre cada episodio; o puede experimentar muchos más. Los episodios pueden variar en longitud y frecuencia de semanas a meses, con lapsos variados de tiempo entre ellos. La manía usualmente empieza repentinamente y dura entre dos semanas y 4 o 5 meses. La depresión generalmente dura más tiempo, alrededor de 6 meses. Puede durar más tiempo, pero usualmente menos de 1 año.

¿El trastorno bipolar es hereditario?

Es evidente que el trastorno bipolar “viene de familia”, pero esto no necesariamente significa que los genes juegan un rol principal (simplemente no lo sabemos), sino en el sentido de que es transmitido de alguna forma en las relaciones familiares, es absorbido o aprendido por la persona de los padres o de la familia extensa.

La psiquiatría ha sido testigo de 50 años de fracasos en descubrir genes asociados con los “trastornos mentales”, a pesar de los esfuerzos bien concertados alrededor de todo el mundo y de utilizar tecnología de punta. Como dice el psiquiatra Stephen Faraone y sus colegas psiquiatras de genética: “No es un secreto que nuestro campo ha publicado miles de estudios candidatos de asociación genética pero muy pocos descubrimientos replicados”, es decir comprobados.

Lo importante no es negar la posibilidad de que existan genes que predispongan a las personas, por ejemplo a tener trastornos mentales. Lo esencial es que no se haga a un lado la importancia de las condiciones dañinas en las que puede vivir una persona, su modo de vivir, su manera asimilar los eventos y de percibir y relacionarse con el mundo en general.

¿Los episodios de manía son divertidos?

No. Las personas en estado maníaco están fuera de control, y generalmente entran en problemas rápidamente. Carreras arruinadas, bancarrota personal y relaciones estropeadas pueden ser solo consecuencias iniciales; también la hospitalización, el encarcelamiento y quedarse sin casa son muy frecuentes. Además, es común que la euforia de los episodios de manía se conviertan en disforia, es decir en una angustia o malestar psíquico acompañado de tristeza, melancolía, pesimismo, creando un estado interior muy desagradable. La disforia, en el contexto del trastorno bipolar, es un indicador de riesgo elevado de suicidio.

bipolaridad, mujer¿El trastorno bipolar afecta por igual a hombres y mujeres?

El trastorno bipolar está distribuido por igual en la población entre hombres y mujeres. Sin embargo, se observa que las mujeres tienden a experimentar más periodos de depresión que los hombres. Las mujeres también tienen más riesgo de oscilar mas rápidamente los ciclos que los hombres, en promedio tienen cuatro o más episodios de humor en un año.

 


 

Lee sobre las "Terapias psicológicas" y cómo pueden ayudarte. 

UBICACIÓN

San Francisco 656, int. B - Planta Baja, Col. Del Valle Centro, Ciudad de México, Distrito Federal..

HAZ UNA CITA

Llámanos: 5709-1107

Email: [email protected]

HORARIOS

Atención psicológica en horario continuo de lunes a domingo de 8:00am a 10:00pm

Preguntas frecuentes

Encuentra aquí las preguntas frecuentes respecto a nuestros servicios y a la psicología en general.