Cuando ocurre una infidelidad, ¿ambos son culpables? Conoce cuál es la responsabilidad de cada uno.

¿AMBOS SON CULPABLES DE LA INFIDELIDAD?

¿Cuál es la responsabilidad de la persona engañada en una infidelidad?

¿Cuál es la responsabilidad de la persona engañada en una infidelidad?


Podemos afirmar que la infidelidad es una falta a la que uno de los dos en una pareja se ve orillado, por una cierta dinámica dañina, por un cierto modo de llevar las cosas en el interior de una relación. En este sentido, tenemos que tener claro que el único que incurre en una falta es quien es infiel, y esa falta (que genera una deuda, a la relación y la pareja), no puede ser compartida. ¿Cuál es el tipo de participación que tiene entonces la persona víctima de la infidelidad? En términos generales, podemos estar de acuerdo en que ambos por igual mantuvieron por cierto tiempo en el pasado esta dinámica (adversa) que orilló a uno de los dos a incurrir en una falta. En esto, que es central, ambos han participado por igual. ¿Entonces cómo decir que la falta es solo de uno, de quien incurre en la infidelidad? Por la siguiente razón: en la persona que da el paso, de simplemente tener una fantasía a cometer una adulterio, hay algo que podemos llamar una cierta herida o una debilidad que por un lado tiene que ver con su pasado, con su historia individual, y por otro se relaciona con el acto de la infidelidad. La única participación que puede tener la persona víctima de la infidelidad es la de no tener tacto suficiente y tender a golpear en esta herida de su pareja (esta es una manera de describir en qué  consiste una dinámica dañina que orilla a uno de los dos a la impotencia, a una infidelidad). Lo importante de subrayar aquí es que, si bien la persona víctima tiene cierta responsabilidad en todo esto, es responsable a modo de alguien que, con conocimiento o no, lastima en la parte vulnerable de su pareja, en una herida abierta, y no a modo de alguien que abre con un objeto cortante la piel sana en el otro. A lo más que se puede llegar a responsabilizar a la víctima de una infidelidad, es tal vez a no haber ayudado a su pareja a cicatrizar esa herida. Pero querer que la víctima forme parte de la culpa (o deuda), es confundir totalmente las cosas y empeorarlas. Pues de esa forma, lejos de salirse del esquema víctima-victimario (que sí es importante superar), se victimizaría al victimario, se le haría perder la oportunidad de identificar esa herida abierta (o problema no resuelto que arrastra del pasado) y atenderla: se le haría quedar de espaldas al problema, en vez de señalárselo e invitarle a que revise qué ajustes requiere. Es posible  preguntar: ¿cómo voy a responsabilizar a mi pareja de que cuide de mi herida si ni yo mismo la estoy atendiendo... sino que más bien estoy dejando que pase el tiempo, con el riesgo de que se infecte y se complique todavía más? Evidentemente la pareja que sufrió la infidelidad forma parte de todo esto, pero no forma parte de la deuda que la persona infiel tiene con la relación y su pareja. Pues no le debe nada a su pareja que le fue infiel. Efectivamente, su tarea es otra: la de saber cobrar: es decir, evitar que la deuda se vuelva infinita, que la viva como impagable: "lo que me hizo, haga lo que haga, no tiene perdón" . Vivir el error de su pareja de tal forma que termine convencida que el daño que le ocasionó no tiene reparación.











El reto para ambos:

La infidelidad es causada en esencia por un mal manejo de las dificultades que se presentan normalmente en cualquier relación. Está marcada en la persona infiel por una característica sobresaliente de un sentimiento de no recibir la satisfacción que él o ella espera de su pareja. Siente que la relación lo está haciendo perder algo, por lo que ve la infidelidad como una oportunidad, de recobrar algo que siente que ha perdido o le han limitado.

El gran reto para superar una infidelidad es ser capaces de entender y experimentar desde la vivencia, que en la infidelidad no hay ninguna ganancia, sino solo pérdida: perdemos en primer lugar la oportunidad de tratarnos a nosotros mismos como individuos dignos de confianza.


Te puede interesar:

Tests Psicológicos

Test de Ansiedad

Test de Depresión

Test de Manía

Test de Desórdenes alimenticios

Test de Adicción al alcohol

Test de Bulimia

Test de TOC

Test de Estrés Postraumático

Test de Pánico y Agorafobia

Test de fobia social

Test de calidad del sueño

Frases de autoayuda

Frases de motivación y autoayuda...

Sobre la agresividad

Sobre la autoestima

Consejos⎪Tips

Técnicas de relajación

Control de emociones

¿AMBOS SON CULPABLES EN UNA INFIDELIDAD?

Enfoques de psicoterapia

Conoce los distintos tipos de psicoterapia que ofrecemos en el Centro R&A.

Preguntas frecuentes

Conoce más de nosotros.

?

¿El buscar ayuda significa que soy débil? ¿No debería de poder salir adelante por mí mismo?

Lograr un cambio en la vida no es fácil, en ocasiones estos cambios pueden lograrse con o sin la ayuda de un psicoterapeuta; sin embargo esto no es lo importante. Muchas personas no acudirían a terapia más bien porque no están dispuestos a realizar un cambio en sus vidas, aunque incluso lo necesiten realmente. Acudir a terapia tiene que ver no con ser débil o fuerte, sino con la posibilidad de realmente hacer algo con respecto a la situación difícil que se está viviendo: existen muchas cosas que se pueden hacer para esforzarse por tener un mejor modo de vida, la terapia psicológica es una de ellas. Lo que no está bien, lo que es signo de debilidad es no estar dispuesto a solicitar ayuda a pesar de estar totalmente impotente y sin posibilidad de cambiar la situación de vida actual. Leer más...

¿Si perdono a mi pareja no va a creer que lo puede volver a hacer?

No. Si bien siempre ha un riesgo de que se incurra nuevamente en una infidelidad, el perdón es necesario para que una pareja pueda continuar sanamente en la relación. De lo contrario se corre el riesgo (quizá más triste) de vivir en una relación en la que la persona que fue víctima de la infidelidad siga en la relación para asegurarse que su pareja viva condenado en la culpa y no pueda permitirse vivir con bienestar nuevamente.

Los psicólogos: qué hacen, como nos ayudan.

Conoce cómo funciona la psicoterapia

Cuando acudir al psicólogo

Conoce cuando es conveniente ir al psicólogo

Cuál es el mejor tipo de terapia psicológica (para mí)

¿Por qué es importante el perdón?

El perdón es importante porque es la forma en la que podemos decirnos a nosotros mismos que, por muy duro que haya sido el golpe que he recibido, no voy a permitir que la herida que abrió sea una herida que esté abierta por siempre. No perdonar es decidir mantener una herida abierta, con el objetivo de hacer sentir culpable al otro. Mediante el resentimiento, lo que nos decimos a nosotros mismos es: estoy dispuesto a que el daño que me ocasionó su infidelidad me dure para siempre, con tal de que él sienta culpa, de darle una lección, de que no vuelva a hacerlo.

Sin duda una infidelidad es de los golpes más duros que se pueden recibir en la vida, sin embargo no hay que perder de vista que nosotros formamos parte en la decisión de cómo va a sanarse la herida. La realidad es que tenemos el riesgo de que, lejos de permitir cicatrizarla, permitamos que se infecte. Tenemos la capacidad de otorgarle poderes extraordinarios a otros, el poder de hacernos un daño irreparable. Y con eso tenemos que tener cuidado.

El pasado: manejo de la culpa y el resentimiento

Existe el riesgo de que aunque una pareja logre sobrevivir a una infidelidad y sigan juntos, el mal manejo del resentimiento se convierta en un problema en el futuro, que disminuya la calidad de vida en la relación. Leer más...

¿Qué pasa cuando los engaños son repetitivos?

Un segundo golpe sobre una herida recién cicatrizada vuelve más complicadas las cosas. Se necesitarán esfuerzos extraordinarios para reparar la confianza ya fragil en la relación Sin embargo, existen casos en que cabe una nueva oportunidad, en la medida en que se identifiquen esfuerzos sinceros de ambas partes para superar la dificultad nuevamente. Leer más...

¿Cómo sacar el mayor provecho a la terapia?

El principal motor en un proceso de terapia es el deseo e interés de cambiar algunas cosas en la vida. Si este deseo no existe, en forma de inquietud, interés, etc., el trabajo puede verse muy limitado. Esta inquietud puede expresarse en forma de honestidad del paciente, aunque no necesariamente. Existe una especie de resistencia inconsciente que es lo que hace que el cambio no sea tan fácil de lograr. El reto de una terapia es buscar formas nuevas para disolver estos bloqueos que impiden el cambio y mejorar.  Leer más...

CENTRO DE PSICOLOGÍA CLÍNICA Y PSICOTERAPIA

R&A PSICÓLOGOS DE MÉXICO


Más sobre la infidelidad:

INFIDELIDAD Y TERAPIA DE PAREJA

     

     

     

     

     

Terapia sexual

Recupera tu vida íntima y sexual satisfactoria

Terapia de pareja

Conoce cómo la terapia de pareja puede ayudarles.

5709-1107

Especialidades

Enfoques de terapia

Celos

Aprende a superar los celos en una relación.

Terapia individual

Conoce cómo la terapia de individual puede ayudarte.

Terapia de pareja

Conoce cómo la terapia de pareja puede ayudarles.

Terapia de familia

Conoce cómo la terapia de familia puede ayudarles.

Codependencia

Aprende a superar la codependencia emocional  en una relación.